jueves, junio 30, 2005

Probando ...

¿Hola? ¿"Me se" oye?... Sí! Hey!... Vale, vamos a empezar.

Bueno, aquí arranca lo que pretende ser un pequeño tablón en el que grapar cualquier tipo de ocurrencias, ideas (a poder ser disparatadas), experiencias, sentimientos, noticias e historias. No pretendo que sean los más interesantes, divertidos o sesudos. Para eso ya tenemos tertulianos a patadas. Esto no es un púlpito, un plató de televisión o un estudio de radio. Me conformaría con que se pareciese a esos pequeños pedestales que en el
Speaker's Corner del Hyde Park londinense convierten a cualquiera que pase por allí, y que se sienta con ganas, en protagonista por unos minutos.

Así pues, el principal interés de este blog es el de desparramar en él todo aquello que me ronde la cabeza y que posiblemente en otras condiciones fuese censurado por un hiperdesarrollado pudor a expresar según que cosas. Y es que el no decir algo no significa no tener nada que decir. La verdad es que este monstruo de millones de cabezas que es la blogosfera ha sido un reciente pero interesante descubrimiento. Después de conocer a los blogalitas, los bloggers, los gurús del asunto, etc. uno no puede más que sentirse atraído a participar y, como es ahora mi caso, intentar aportar algo más.

¿Algo personal? Pues soy joven (vamos, ahora mismo lo soy) e intento terminar mi carrera, la cual ha empezado últimamente a plantearse nuestra relación como una lucha. La pérdida de motivación, el miedo, el aburrimiento... males comunes a tanta gente en estos tiempos se apoderan de mi (in)actividad diaria. Y en esas estamos. A un paso que no se termina de completar de alcanzar un objetivo que me permita afrontar otros nuevos. Por eso, aceptando el reto, muevo ficha y me decido a empezar el cambio desde dentro esperando que se traduzca en un cambio mucho más general. Me gustaría que este blog sirviese también como registro de este cambio. Y sobre todo espero que ese cambio sea perceptible para todos los que lo sigan. Eso significaría que (al menos a través de la web) soy capaz de expresar algo, que no es poco.

Echando un vistazo rápido a este blog podréis ver que me interesa bastante la música (en general casi toda - pero sólo casi), la literatura, el cine, la tecnología, la política... No soy ni mucho menos un experto en nada. Y es que nunca he añorado nada tanto como ahora echo de menos un huequecito diario para hacer, leer, escuchar o ver lo que me plazca. Por eso intentaré obligarme a dedicar un tiempo fijo y a este experimento. Sin excusas. Eso significaría que podría actualizarlo, mantenerlo y dotarlo de nuevos contenidos a menudo (espero que el que lea esto haya quedado convencido de esto. Yo no. Son muchos años conociéndome. Sólo prometo intentarlo).

Bueno, pues lo dicho, que mis pretensiones no son para nada disparatadas. Sólo poder tener la colaboración suficiente para que esto siga adelante porque si estoy interesado en comunicar aún lo estoy más en aprender y absorber todo lo que circule por aquí. Así que, ¡a comentar se ha dicho!